La Junta revisará la información sobre precios, cantidad neta y fecha de caducidad en productos alimenticios


La Secretaría General de Consumo participa en una campaña de ámbito nacional para comprobar la información sobre precios e identificación del responsable, así como la cantidad neta y la fecha de caducidad en productos alimenticios envasadospor los titulares de comercios minoristas de alimentación. El objetivo es controlar el cumplimiento de la normativa y asegurar, en especial, la legalidad, transparencia y accesibilidad de los precios.
Asimismo, se pretende evitar que se vulneren los derechos de las personas consumidoras en el etiquetado de los productos, en especial el de una información veraz.
De este modo, con esta campaña se complementan y refuerzan las actuaciones que está realizando la Junta de Andalucía a través de su plan anual de inspecciones. Para ello, se prevé la realización hasta el próximo mes de julio de 150 actuaciones distribuidas entre controles de productos alimenticios en general (100) y productos alimenticios envasados por titulares de comercios minoristas (50).
En este marco, se analizarán productos de diversas marcas y comercializados en distintos establecimientos y localidades, ya sean nacionales, europeos o de terceros países, con el fin de tener una muestra lo más representativa en línea con los productos más demandados por las personas consumidoras. En las inspecciones, se prestará especial atención a comercios de autoservicio, como supermercados e hipermercados, y a especializados en productos refrigerados y congelados.
En los controles se comprobarán, entre otros aspectos, si el producto indica el precio final (incluye el IVA y demás impuestos), el precio por unidad de medida y si éste es por unidades o piezas, en su caso. Asimismo, se verificarán otras informaciones como el nombre, la razón social o la denominación del fabricante o el envasador o de un vendedor. Para el caso de los envasados por los titulares del comercio minorista, se comprobará la indicación de la cantidad neta y la fecha de duración mínima o caducidad.
Recomendaciones
La Secretaría General de Consumo recomienda que, antes de adquirir un producto, se lea detenidamente el etiquetado, que debe ser visible, legible, comprensible, e imborrable, además de figurar en castellano y en un lugar destacado, como exige la normativa en vigor. También debe prestarse atención al precio, que debe incluir el IVA y otros impuestos si los tuviera, de modo que el que indique la etiqueta sea final, sin que pueda incrementarse en el momento de efectuar el pago.
Consumo Responde ha lanzado una campaña de etiquetado de alimentos con consejos y recomendaciones, garantías y derechos de las personas consumidoras y usuarias y la forma de ejercerlos. La información puede consultarse a través de la plataforma multicanal de Consumo Responde y a través de las redes sociales.
La Junta, por otra parte, aconseja pedir siempre el ticket o factura de compra, puesto que es imprescindible para efectuar cualquier reclamación, devolución o cambio del producto. Los establecimientos están obligados a disponer de hojas de quejas y reclamaciones a disposición de las personas consumidoras.


26
-
Precios : 0