El FARO – CÁDIZ


El Faro se ubica en La Viña, mítico barrio de pescadores del Cádiz Antiguo, como se refleja espléndidamente en la cocina marinera de este restaurante. Este castizo barrio debe su nombre a la construcción de la Iglesia de la Palma sobre los terrenos de una viña, y que, como corazón que es de Cádiz, palpita al ritmo de caja y platillo en Carnaval, fiesta de obligada diversión en la capital gaditana allá por Febrero.
El restaurante está próximo a la playa de La Caleta, donde las puestas de sol resultan incomparables. Flanqueada ésta por las fortalezas de Santa Catalina y San Sebastián, que protegían el frente oeste de la ciudad.
Es precisamente en el Castillo de San Sebastián, situado sobre una pequeña isla, donde por la noche, pantallea la luz del faro que da nombre al establecimiento
La historia del Faro tiene nombre propio: Gonzalo Córdoba. Comenzó en este mismo lugar en una taberna, sirviendo copitas de vino de la tierra acompañado de la tapita de pescaíto frito o en adobo, calamares, puntillitas, boquerones, o de las insuperables tortillitas de camarones.
Pero aquello no llenaba sus inspiraciones, y se lanzó a la recuperación de la cocina gaditana, esa culinaria casera afectada de pudor gastronómico, que sólo se mostraba en la intimidad y se dejaba adivinar en las llamadas tapitas de cocina. Desde entonces hasta hoy toda una vida dedicada a difundir la cocina gaditana.

57
-
Precios : 0