Comidas caseras a buen precio contra el desempleo femenino. La Voz Digital


El trabajo en los restaurantes de ‘la playita’ y la piscina municipal de Zahara es la única oferta laboral a la que aspiran, durante todo el año, decenas de mujeres del municipio serrano. La receta de la asociación Zaharilla para conseguir la integración laboral de las mismas es bien sencilla. Se trata de «convertir el beneficio que cualquier particular sacaría en ambos restaurantes, en empleo de calidad para las mujeres». Así lo destaca la presidenta del colectivo, Mercedes Colunga.
Además, esta fórmula permite que las instalaciones cuenten con un amplio servicio, y que las trabajadoras tengan todas las coberturas sociales posibles.Se cumple escrupulosamente con el convenio laboral de hostelería. Todo ello se acompaña de una apuesta por las comidas caseras y de calidad al precio más bajo posible.
Pese a que la iniciativa es loable, la crisis también la está golpeando. El comienzo de la temporada no está siendo positivo para la asociación Zaharilla, ya que ha disminuido bastante la afluencia de público con respecto a años anteriores. El colectivo se muestra esperanzado de que la situación remonte para «no tener que ajustar las previsiones de creación de empleo que nos marcamos en principio», destaca Colunga.


35
-
Precios : 0