Capital mundial de las papas aliñás


Jerez es durante 2014 Capital Europea del Vino, Sevilla acaba de entronizarse como Capital Mundial del Enganche este último fin de semana, Donosti-San Sebastián se prepara para ser Capital Europea de la Cultura en 2016, Brasil tira el país por la ventana y se lo gasta todo en el Mundial de Fútbol de este verano. Rusia despilfarró lo suyo hace unos meses con los Juegos de Invierno de Sochi.
El diseño de eventos puede estimular el delirio de las clases políticas dirigentes hasta llegar a las más altas cotas de la tontería social y cultural. Los aniversarios y las efemérides son otro filón inmenso para encontrar excusas para nuevas procesiones y desfiles. Que si los 50 años del primer traslado de la imagen titular a la sede definitiva de la hermandad, el aniversario de la coronación de la patrona o de tal o cual advocación mariana y así hasta el infinito.
Estamos en la carrera de aspirar a las convocatorias anuales de capital española o mundial de la tapa y ya tuvimos roces importantes con Córdoba por incluir el salmorejo como tapa típica de Sevilla. Ahora que está de moda la cocina monotemática como lo están los vinos monovarietales, podemos prepararnos para afinar las especializaciones futuras en torno a la gastronomía y elaborar candidaturas para cubrir nichos de mercado por explotar como la capitalidad andaluza y por qué no mundial de las papas aliñás o el pavía de bacalao.
A los eventos se le han quedado pequeños los recintos cerrados, ahora la tendencia es que hay que aumentar el impacto de la actividad programada sacándola a la calle, organizando un desfile o una demostración que implique como mínimo unos cuantos cortes de calle para que la gente se entere y se note que organizadores, promotores, colaboradores,… se han gastado una pasta.
Esta fiebre de la fiesta por la fiesta ha cuajado, por desgracia, en el conjunto de la sociedad sevillana y ahí está la ocurrencia de celebrar la feria de este año una semana antes. No importa que haya que activar los dispositivos de seguridad con el enorme coste que suponen, ni que pongamos en peligro la vida de la gente que secunde la ocurrencia de turno. Todo sea por la majadería de un mal entendido populismo.

Ángel Fernández Millán


19
-
Precios : 0